viernes, 30 de julio de 2010

Astorga, por Truchas y pasando por Castrillo para ir para casa


Saludos amigos! Una vez más aquí me tenéis para mostraros las fotos de mis escapadas moteras. La que hice, mejor dicho, hemos hecho Edu y yo ayer, ha sido la más larga hasta este momento; y también la que personalmente más me ha gustado encima de la moto. Puertos de montaña, bajadas frenéticas y llanos serpenteantes, nos han hecho disfrutar mogollón! Ved en el mapa todo el recorrido:



Como podéis ver, hemos hecho una buena kilometrada. Para mí ha sido duro en parte por mi "rum rum", que me va justita subiendo los puertos, que ayer subimos 2! Pero al final sube y si quiero me lleva al fin del mundo jeje!
Bueno, empezamos subiendo el puerto del Morredero, un puerto chungo de narices, por donde el año pasado pasó la vuelta a España de ciclismo, pero que el paisaje te da lo que te quita la cuesta. El último pueblo antes de la cima, es San Cristóbal de Valdueza, donde hay un tejo milenario de 800 años de edad, miradlo:




Y también un pequeño paisaje:



¿Mola no? La verdad que sí, por estos paisajes es por lo que me gusta tanto ir por ahí con la moto, bueno por eso y porque disfrutar de la conducción es una gozada, ais... que bobo me pongo jeje. En fin sigamos, subiendo un poquito más arriba y dejando el tejo milenario, llegamos al alto del Morredero, donde hay una pequeña estación de esquí. Foticas foticas...:



Diréis que quién es ese, pues sí, soy yo, para dar fe de mi existencia, ahí dejo la foto. Y aún hay más, pero esas las enseño más tarde...jeje. Sigamos con las foticas:



¿Véis la carretera? Imaginad a Alberto Contador y compañía dándolo todo. Esos deportistas están hechos de otra pasta. En esta última foto en el Morredero podéis ver a Edu con la estación de esquí detrás:



Pues dejando ya el Morredero,(que aún tengo que poner otra foto que la tiene Edu), enfilamos puerto abajo camino ya de Corporales y Truchas, nuestros siguientes objetivos. Bajando por la carretera encontramos esta imagen:




Como podréis observar, tienen el monte minado de las putas palas eólicas, que no se para que coño valen si cada vez me sube más la puta luz! Perdonad que me cabree, pero este tema me tiene muy "quemao". Edu me hizo hacer hincapié en esto, como buen biólogo, se preocupa por el medio ambiente. Siguiendo el descenso, por fin llegamos a Corporales y luego a Truchas, ya en pleno León; El Bierzo lo habíamos dejado ya hace un rato. La carretera era muy mala hasta Corporales, pero luego mejoró hasta encontrarnos con la LE-126, ya de lujo hasta Castrocontrigo. Un poco más adelante, y después de una parada para repostar, cogimos un desvío hasta Destriana, y de allí llegamos ya a Astorga, capital de la Maragatería. Mucha letra y poca foto no? jeje:




Esta foto me recuerda a la película de Paco Martínez Soria "La ciudad no es para mí", no se por qué... ;)(no te me enfadees que es broma jeje)

La catedral de Astorga es pequeña, pero muy chula:




Mirad esta foto, pero que dos pringaos!!:




Pues anda que yo, que cara de pan se me queda!




No podíamos ir a Astorga sin visitar el palacio episcopal de Gaudí, la verdad que es una pequeña maravilla, Gaudí era un genio:




Ya dejando Astorga, proseguimos nuestra marcha, que ya si nos entreteníamos mucho íbamos a llegar a las mil a casa. Nuestro siguiente destino fue Castrillo de los Polvazares, un pequeño pueblo famoso por su cocido maragato, que con el hambre que tenía entonces me comía uno entero, y también famoso porque conserva intacta la magia medieval, estar allí te trasladaba a otra época:




El suelo está completamente empedrado, y para conservarlo han prohibido la entrada a vehículos de gente de fuera del pueblo:




Ah por cierto, que antes que he mencionado el cocido maragato, aquí tenéis sus ingredientes, por si os apetece pasaros y probarlo:




Y eso fue todo en Castrillo. Teníamos que seguir, y aún quedaba subir otro puerto hasta Foncebadón, sí, Foncebadon, el pueblo de la cruz de Ferro donde he ido hace poco y que os he colgado en otra entrada. La carretera de vuelta pasaba por este sitio y bueno... como ya os dije entonces, la bajada desde la cruz es muy chula y hacerla otra vez no me importó mucho la verdad. En el mapa lo veis bien. Esta vez, aunque me repita, os dejo como última foto de esta entrada, una en la que estoy yo al lado de esta famosa cruz, de la que ya os he explicado el significado:




Y nada, se acabó, como siempre. Llegamos a casa sanos y salvos que al fin y al cabo es lo que importa. Espero que os halla gustado, a mi me ha encantado, ha sido una ruta larga pero divertidísima y emocionante donde las halla; la próxima será mejor. Un saludo. Hasta otra!

jueves, 22 de julio de 2010

Peña Trevinca




Hola, como la otra entrada la había tardado en publicar, esta vez me he decido a ir antes para no haceros esperar tanto. Ayer, miércoles, fui, mejor dicho, fuimos, porque esta vez ha vuelto nuestro amigo Edu al rebaño, a Peña Trevinca, que si no me equivoco es el pico más alto de Galicia. Realmente, no llegamos a subir al mismo pico, sino a una estacion de montaña muy cercana desde la cual se ve perfectamente, aunque había tantas montañas altas que al final no se si acerté a adivinar cual era. En fin, esta ruta nos ha llevado a la vecina Galicia, comunidad hermana, aunque la mayor parte la hemos hecho en nuestro Bierzo y también en La Cabrera. Aquí está el mapita de turno:





Salimos de Toral de los Vados con la idea en principio de ir hasta A Veiga y el embalse de Prada, que también estaba en esta dirección, pero cuando paramos en Sobradelo a mirar el mapa, cambiamos de idea al ver el cartel indicativo de Peña Trevinca. Dejé constancia de este hecho, por supuesto:




Edu quizás no se ha dado cuenta que estamos en el 2010 (que malo soy) jeje. Al margen de la broma, ese mapa que tenía él nos sirvió para encontrar la carretera correcta, que la mayoría por las que vamos son mínimo de 3ª categoría, y algunas no salen en todos los mapas. Más foticas de Sobradelo:





Dejando ya Sobradelo, iniciamos la subida a Peña Trevinca; una subida que se hizo dura para la moto, ya que un motor 125 no para más. Pero subió hasta el final como una campeona! jeje. Poco a poco al subir íbamos viendo las explotaciones de pizarra de la zona y como iban dejando el monte todo destrozado. Mirad y llorad:




He comentado alguna vez nuestro deber de proteger la naturaleza y bla bla bla... . Siempre palabras, en fin... . Pues después de 26 KM de subida por fin llegamos a la estación de montaña que mencionaba al principio. De tan glorioso momento hay que dar fe, y la fe es esta:

No se, de tanto salir Edu, que esta vez estaba muy fotogénico, al final la gente va a pensar que yo soy él y no, yo es que no salgo, pero me estoy pensando muy seriamente salir en la próxima ruta, para evitar posibles "confusiones" jeje ;). Por cierto que allí arriba estábamos a 2000 y pico metros de altitud y hacía un frío que pelaba, yo fui muy valiente en pantalón corto y me congelé pero que daba gusto. Más foticas del momento "polo norte":



Una bandera española que estaba conmemorando la victoria en el mundial también estaba allí:



Nos acercamos al borde de un camino para ver un poco más allá. Nos subimos a unos riscos para tomar mejores vistas:



Mirad mi "rum rum" ahí en el monte, parece una cabra más jeje:



Y nada, después de esto ya nos decidimos a seguir adelante camino de Silván, ya en tierras bercianas, ya que justo en la estación de montaña estaba la frontera entre Galicia y El Bierzo. Un poco más abajo, hicimos una última parada para hacer unas fotos; fijaros en la nieve que aún queda, el frío que hacía justificaba su presencia:




Y ya no hay más fotos, la última parte de la ruta entre Silván y Puente de Domingo Flórez pasando por el puerto de las Gobernadas, era tan serpenteante y divertida que los 40 KM que duró me lo pasé como un enano y ni de coña me iba a bajar de la moto!
El día de ayer dio para esto, una ruta con todas las de la ley, con una subida dura al inicio pero una bajada espectacular y divertidísima, que el paisaje que nos rodeaba nos llevaba al máximo placer sobre las dos ruedas. Hasta otra!

domingo, 18 de julio de 2010

Compludo y "Cruz de Ferro"



Saludos! Siento haber tardado tanto en colgar otra entrada, pero ya se sabe, no siempre hacemos lo que queremos, en fin, esta semana he ido a Compludo y luego me pasé a ver la famosa "Cruz de Ferro"; una ruta que no tiene tanto "glamour" como la que hice la semana pasada a Peñalba y Montes, pero que también tiene su encanto ya veréis. Pues nada, al ajo, primero os dejo como siempre el mapa de Google para que podáis ver en detalle toda la ruta que he hecho:





Pues nada, el camino empieza siguiendo la carretera que pasa por Molinaseca y que sube hasta Riego de Ambrós en una primera subida llena de curvas muy cerradas y que tradicionalmente se hace un Rally de asfalto, la famosa subida a Riego. Ya allá arriba hice un par de fotos de la panorámica que se divisaba:








En esta foto superior, se ve muy bien la descomunal "pieza del Tetris", que yo creo que se ve el por qué de este nombre jeje. Quizá os preguntéis por qué siempre sale este edificio, y la razón es la forma particular que tiene El Bierzo en forma de plato; el centro es llano y los bordes son en alto, así que siempre desde cualquier punto en alto se ve el centro. Y este edificio está en pleno ombligo de El Bierzo. Aclarado este punto geográficamente tendencioso, proseguimos la marcha. Ya pasando Riego, hay que seguir carretera adelante hasta coger un desvío justo antes de El Acebo. Cogido el desvío, nos encontramos con una carretera serpenteante y en bajada, que hace las delicias de los moteros como yo jeje. Al final de la carretera, hice una parada técnica y también tomé estas vistas:



Pues aquí está la "rum rum", con la carretera al fondo. Ella también descansa no? jeje.




Este riachuelo me daban ganas de meter la cabeza y refrescarme, hacía un calor del copón.

Poco más adelante me encontré con la famosa herrería de Compludo; una herrería que tiene origen medieval y que increiblemente todavía se encuentra en pie y funcionando. Tuve que aparcar la moto a un lado de la carretera y hacer a pie un pequeño sendero junto a un arroyo hasta llegar a la herrería. Hombre, quizás no es gran cosa, pero sí que el valor que tiene su funcionalidad no tiene precio teniendo en cuenta su edad. El edificio se encontraba en muy buen estado, como podéis ver en estas foticas:






Este tronco haciendo de acueducto me hizo gracia; es una idea original no? jeje



Desde fuera se podían ver algunos mecanismos de funcionamiento:






Luego ya entré dentro, que era gratis, no como en el monasterio de Montes que por eso no entré (aunque parezca un rata, en mi defensa diré que estaba sin blanca). El interior no era gran cosa, había muy poca luz y el espacio era algo pequeño, pero qué le voy a pedir a una herrería! Bueno os dejo un vídeo que grabé del sistema de fuelle que había en la fragua; algo muy curioso:


video


Aparte del vídeo, en el que demuestro mis dotes cinéfilas, también tomé estas vistas, de un interior, en el que todavía huele a carbón quemado como si ayer estuvieran trabajando:







Pues habiendo echado un vistazo dentro, salí a por la moto y fui hasta Compludo a ver el pueblo. Justo a la entrada del mismo, me encontré con este monumento conmemorativo en el que se podía ver una cruz paté, que bien podía ser de los omnipresentes templarios o de los caballeros de San Juan, a saber:



Después de ver este monumento, me di una vuelta por el pueblo, que tenía las calles sin asfaltar, y luego me dirigí ya a mi último destino del día: la "cruz de ferro". La ascensión se hizo entretenida, la carretera dejaba a la diversión, y llegué pronto ya que no había casi nada de tráfico. Una vez allí, en el alto de Foncebadón, se encuentra la "cruz de ferro"; esta cruz, parada obligatoria de peregrinos en el Camino de Santiago, se sostenta en un largo tronco y éste a su vez en un montículo de piedras que tienen su historia: cuenta la leyenda que cada peregrino tiene que traer de su lugar de origen y dejarla en el montón para purgar sus culpas que le atormenten; se supone que la piedra debe pesar tanto como ellos. Una historia bonita, como el Camino en sí, lleno de leyendas y cuentos. Mirad que imágenes:





En esta última foto se ve a un peregrino dejando un recuerdo en la base de la cruz, lleno de múltiples recuerdos de un sinfín de peregrinos. Cada recuerdo con su historia. Y yo ya conté la historia de hoy, una más de las que espero cuente; sin más, descendí y emprendí el camino a casa. Espero que os haya gustado. Hasta otra!







jueves, 8 de julio de 2010

Peñalba de Santiago y Montes de Valdueza








Cada día que pasa estoy más convencido que El Bierzo es una tierra de tesoros y que aún me queda mucho por descubrir. En el día de ayer, decidí salir a dar una vuelta y al final acabé yendo al Valle del Silencio, en el corazón de los monte Aquilianos, más concretamente subí hasta Peñalba de Santiago y al bajar pase por Montes de Valdueza, dos pueblos ubicados en privilegiados puntos en la montaña donde el alma se ensancha en cada vistazo al horizonte; que poético me pongo... jeje. Aún sabiendo que ayer era la semifinal del mundial, que ojito, yo soy futbolero y ese partido no me lo iba a perder ni de coña! Salí temprano y con ganas de dar una buena vuelta, como así fue. Yendo camino de Ponferrada ya le di forma a la idea que luego iba a realizar y me decidí a subir para arriba como un cosaco.





Ver mapa más grande




Pasando el Puente Boeza, decidí antes hacer una parada en una iglesia que se encuentraba muy cerca de allí, en el pueblo de Otero. Esta iglesia, para mi me resultaba interesante puesto que había oido que era una de las más antiguas de El Bierzo. Santa María de Vizbayo, se encuentra en un alto desde donde se puede contemplar la ciudad de Ponferrada; tomé un par de fotos desde allí:




Se observa a lo lejos el edificio más alto de Castilla y León, que un amigo mío lo llama la pieza del Tetris jeje.



En esta segunda foto he querido sacar en detalle el Castillo de los Templarios de Ponferrada, que aunque del original templario no queda casi nada y todo lo que se ve es de épocas posteriores, siempre es un orgullo mostrarlo. Se puede ver bien la entrada principal, aunque otro día ya iré más cerca y le haré una foto más en detalle para que se vea mejor. La verdad que es un castillo imponente mil veces reproducido en infinidad de libros y publicaciones que hablan de los templarios; sin embargo, eso es un tema que hoy no toca y ya otro día me explayaré más, que de este asunto pueden correr ríos de tinta...


Pues retomamos Santa María de Vizbayo. Cuando llegué allí a verla la verdad que poco impresiona esta iglesia románica, dado que es muy pequeña y muy sencilla. La particularidad de este edificio es su edad, ya que es la iglesia románica más antigua de El Bierzo, como pude comprobar cuando llegué a ver este cartelito:




Dentro de la iglesia estaba un chaval que debía tener entre 18 y 20 años que hacía las veces de guardián. Según me dijo, la iglesia se encontraba en mal estado y que estaban esperando pasta para una reforma importante, es más, tuve que firmar en un libro a modo de recogida de firmas para ello. Aquí podéis ver la iglesia desde fuera:




Y también desde abajo, si es que soy un profesional jeje





El chaval era majo, y me dejó pasar dentro, y hacer unas fotos de dentro y también desde dentro del cementerio en la parte exterior:











La iglesia tiene poco que enseñar, pero también hay que valorar que lleva en pié desde hace 1000 años, que ahí es nada. El chico me explicó también que habían sufrido robos de imágenes de la época medieval por parte de expoliadores. La verdad que este tipo de delitos artísticos y contra el patrimonio son muy comunes y lo que me da más rabia es que todas esas cosas acaben en el salón al lado de una tele de un tío con mucha pasta; es una putada pero es lo que hay...


Dejando ya Santa María de Vizbayo enfilé hacia los montes Aquilianos sabiendo que me esperaba una carretera de aúpa en muy mal estado, y es raro porque es una zona muy turística que ahora en verano se llena de gente de muchas procedencias; sólo tuve que ver el libro de firmas que antes mencioné, había gente de Madrid, Málaga, Barcelona y hasta de Japón! Pues ya en ruta, tenía en mente Peñalba de Santiago, ese pueblo de cuento de hadas en el Valle del Silencio. Al principio de la carretera me encontre en un pueblo llamado Valdefrancos este pequeño puente romano semiderruído pero que aún guarda encanto:






Ah por cierto! Esta vez he ido sólo ya que Edu el muy capullo se ha pirado a los sanfermines, es un fiestero sin remedio jeje ; ). Dejando a Edu, que espero que no le de por correr en un encierro, seguimos en ruta. Pasando Valdefrancos la carretera ya empieza a mostrar su peor cara en todos los aspectos: asfalto roto, carretera estrecha y curvas ciegas que no te dejan ir a gusto ni un segundo, pero en fin, yo soy un aventurero nato y los retos así me encantan, jeje. La verdad que lo que no da la carretera lo da el paisaje, porque es impresionante, sencillamente y sin más. A medida que vas subiendo por la montaña, te vas sintiendo cada vez más pequeño frente a estos parajes dignos de El Señor de los Anillos. Los montes Aquilianos son una maravilla que todo el mundo, especialmente los bercianos tenemos el deber de preservar.

Pues nada, tanto hablar de paisajes pues os pongo unas foticas y ya lo véis vosotros mismos jeje:





Este pico mola mazo, como diría Camilo jeje




Aquí lo tenéis más cercano, me daban ganas de bajarme de la "rum rum" y ponerme a escalar!


La verdad que hubiera podido hacer muchas fotos más, pero hubiera llegado a casa a las mil! Había un paisaje así a la vuelta de cada curva. Más adelante, ya cerca de Peñalba de Santiago me encontré con una cascada a mi lado derecho chulísima; hombre, no es como las cataratas del Niágara pero también tiene mucho encanto; aquí la tenéis:



Lo que pasa que no la pude abarcar bien con la cámara, y no se aprecia toda entera. En la foto de abajo la véis aún más de cerca:



Pues estos son pequeños tesoros que te vas encontrando por el camino y que sin duda son un aliciente más que hacen del viaje algo fantástico y muy gratificante.

Ya por fin llegué una de mis metas hoy: Peñalba de Santiago. Este pequeño pueblo es un remanso de paz en un lugar que parece sacado de un cuento de hadas; simplemente precioso. Además es un pueblo con mucha historia, empezando por su edificio más singular, la iglesia mozárabe finalizada en el 937, aunque originalmente formaba parte de un antiguo monasterio del que hoy ya no queda nada, sólo la iglesia. Sin embargo, con los restos de éste, los habitantes del lugar se hicieron sus propias casas. Luego también está San Genadio, que se refugió aquí para meditar lejos del mundanal ruido; típico de los santos jeje. Pues bien, aquí podéis ver unas fotos de la iglesia, aunque lamentablemente no me dejaron hacer fotos de su interior, del que puedo decir que era estar dentro de otra época:





Estos arcos, son la entrada a la iglesia, y en ellos se puede apreciar su estilo totalmente mozárabe sin influéncias románicas. Es lo que hace de esta iglesia una joya tan enorme dentro del patrimonio español. En la siguiente foto se aprecian mucho mejor:



La foto de arriba me la dejó hacer la mujer que estaba allí, desde dentro hacia afuera, pero la muy capulla no me dejó hacer ni una sola foto del interior, que era lo mejor de la iglesia. Dentro había una suerte de cúpula con pintura original del siglo X que era impresionante; luego también , en las paredes habían inscripciones hechas por los propios monjes que por lo visto las hacían por aburrimiento, según me dijo la mujer; los típicos grafitis escolares que todos hemos hecho alguna vez en las sillas o las mesas de la facultad o del instituto, allí estaban en plan monástico-antiguo, se ve que nuestras "tradiciones" vienen de lejos y no éramos los primeros jeje.
Aquí os pongo otras fotos de la iglesia del exterior, en esta primera me pareció curioso el reloj de sol:








Aquí debió de estar enterrado alguien, o debe, no se si aún habrá algún hueso ahí debajo.



Y esto es una lápida funeraria con una inscripción larguísima que lo que más curioso me pareció fue que estaba incrustada en el umbral de una puerta; no se si es que habían enterrado allí a alguien o es que estaba allí por accidente; por el bien del muerto espero que sea lo segundo jeje.

Pues dejando ya la iglesia me di una vuelta por el pueblo, para recorrer sus calles y respirar un poco el ambiente. Había poca gente, el partido ayer mandaba! A pesar de ser un pueblo muy pequeño se puede notar la grandeza del lugar en cada esquina. En estas imágenes podéis ver lo impresionante del lugar, y del Valle del Silencio, donde está emplazado este magnífico pueblo:











Esta imagen de arriba, y en la siguiente de abajo, que son impresionantes, el valle entre las dos montañas es genial. En invierno está todo nevado y por el medio corre un torrente de agua con algunos saltos. Que más se puede decir...



Bueno, ya parto de Peñalba y me dirijo a Montes de Valdueza, mi segunda meta del dia. Me voy mirando el reloj, que el partdio de hoy es sagrado! jeje. Tonterías a parte, como ya he dicho me dirigía a Montes, el pueblo hermano de Peñalba y que no distaba mucho y no tardé mucho en llegar. La verdad que al llegar me quedé un poco contrariado porque me esperaba un poco más de este pueblo. Sin embargo, no me hagáis mucho caso, esto es muy subjetivo y a otra persona le puede encantar como lo que más. Yo es que comparé Montes con Peñalba, y ya se sabe que las comparaciones son odiosas... . Lo mejor de Montes de Valdueza, es su antiguo monasterio que aún guarda la majestuosidad de antaño, aunque lo malo que para entrar había que pagar y yo estaba limpio, así que me quedé sin verlo, aunque había algunas rendijas como esta:

La picaresca española no tiene límites... . Aquí tenéis más fotos de todo el monasterio:











En esta última foto se puede ver que es de la iglesia del monasterio, cuya fachada ya es más moderna, en concreto del siglo XVIII; el contraste es muy claro, sólo hay que mirar el color de la piedra.
Pues nada, poco hay más que contar, emprendí pronto el regreso que ayer mandaba la Selección, si os han gustado las fotos es normal, sería raro que no os gustasen jeje. Lo mejor que podéis hacer es venir y verlo por vosotros mismos sin que nadie como yo os edulcore la realidad, yo he contado mi realidad, para otra persona la realidad puede ser otra. Hasta otra!